COVID-19: la pandemia

La humanidad necesita liderazgo y
solidaridad para vencer a COVID-19

 

La pandemia de coronavirus COVID-19 es la crisis de salud global que define nuestro tiempo y el mayor desafío que hemos enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial. Desde que su aparición en Asia a finales del año pasado, el virus ha llegado a cada continente, excepto a la Antártida. Los casos aumentan a diario en África, las Américas, y Europa.

Los países se encuentran en una carrera contra la propagación de la enfermedad, haciendo pruebas y dando tratamiento a los pacientes, rastreando los que tuvieron contacto, limitando los viajes, poniendo en cuarentena a los ciudadanos y cancelando grandes reuniones como los eventos deportivos, los conciertos y las escuelas.

La pandemia se está moviendo como una ola, una que aún puede romper sobre los sistemas y las personas menos capaces de hacerle frente.

Pero COVID-19 es mucho más que una crisis de salud. Al poner a prueba a cada uno de los países que toca, la enfermedad por COVID-19 tiene el potencial de crear crisis sociales, económicas y políticas devastadoras que dejarán profundas cicatrices.

Estamos en territorio desconocido. Muchas de nuestras comunidades están irreconocibles, desde hace incluso una semana. Decenas de las ciudades más grandes del mundo se encuentran desiertas porque las personas se quedan adentro, ya sea por elección o por orden del gobierno. En todo el mundo, las tiendas, teatros, restaurantes y bares están cerrando.

Cada día, las personas pierden sus trabajos e ingresos, sin forma de saber cuándo volverá a la normalidad. Las pequeñas naciones insulares, que dependen del turismo, tienen hoteles vacíos y playas desiertas.

La Organización Internacional del Trabajo estima que se podrían perder 25 millones de empleos.

 

Respuesta del PNUD

Cada país necesita actuar de inmediato para prepararse, responder y recuperarse. El sistema de la ONU apoyará a los países en cada etapa, con un enfoque en los más vulnerables.

Basándonos en nuestra experiencia con otros brotes como los de Ébola, VIH, SARS, tuberculosis y malaria, así como en nuestra larga historia de trabajo con el sector público y privado, el PNUD ayudará a los países a responder con urgencia y eficacia a COVID-19 como parte de su misión de erradicar la pobreza, reducir las desigualdades y crear resiliencia ante la crisis.

“Ya estamos trabajando arduamente, junto a nuestra familia de la ONU y otros socios, en tres prioridades inmediatas: apoyar la respuesta de salud, incluida la adquisición y el suministro de productos de salud esenciales, bajo el liderazgo de la OMS, fortalecer el manejo y la respuesta a la crisis y abordar los impactos sociales y económicos críticos". Administrador del PNUD, Achim Steiner

 

La pandemia en nuestro país


Hemos estado apoyando a los países desde las primeras etapas de esta crisis, donando más de dos millones de máscaras quirúrgicas y proporcionando equipos médicos de soporte vital como máquinas de rayos X, termómetros infrarrojos, bombas de infusión, trajes protectores, guantes y desinfectante para manos.

El mundo enfrenta una crisis de salud global como ninguna en los 75 años de historia de las Naciones Unidas, una que está extendiendo el sufrimiento humano, paralizando el mundo y su economía, cambiando la vida de las personas.

El virus COVID-19 está amenazando a toda la humanidad y toda la humanidad debe defenderse. 

Respuesta humanitaria a las capas sociales más vulnerables en diferentes distritos urbanos del pais, (entrega en Barrio de Ela Nguema.)

 

La acción global y la solidaridad son más cruciales que nunca. El mundo es tan fuerte como el sistema de salud más débil.

Este plan de respuesta Global Humanitaria COVID-19, tiene como objetivo permitirnos combatir el virus en los países más pobres del mundo y abordar las necesidades de las personas más vulnerables, especialmente mujeres y niños, personas mayores y personas con discapacidades o enfermedades crónicas.

Entrega de alimentos en la isla de ANNOBON, donde se realizaron 6 vuelos de carga para abastecer al máximo de la población

 

En Guinea Ecuatorial, la situación crece a ritmo medio (522 Infectados, 12 Altas y 6 bajas a 13 de Mayo 2020)  en cualquier momento la curva exponencial podria dispararse por tanto debemos seguir planificando recursos para contener al máximo los riesgos, quedando preparados para enfrentar con los citados recursos humanos y materiales cualquier tipo de contingencia sanitaria apoyando al Gobierno del país, a través de la colaboración establecida con el Ministerio de Sanidad para continuar protegiendo a la población, se produjo la salida del primer paciente dado de alta en el país el dia 1 de Abril y posteriormente  nuevas altas unos dias mas tarde, siendo 9 los pacientes recuperados ya.

Mientras hacemos esto, también debemos considerar formas de prevenir una que una pandemia similar vuelva a ocurrir. A largo plazo, el PNUD buscará formas de ayudar a los países a prevenir y gestionar mejor tales crisis y garantizar que el mundo haga pleno uso de lo que aprenderemos de esta.

Una respuesta global en este momento es una inversión en nuestro futuro.

 

 

Explorar más

Cargando…
Cargando…
Icon of SDG 03

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Guinea Ecuatorial 
Ir a PNUD Global